Blogia
La cueva del dinosaurio

La (des)justicia que tenemos.

La (des)justicia que tenemos.

http://www.eldeber.com.bo

Cadena SER, 17/1/08.
Condenan a un hombre a pagar la pensión de un hijo del que demostró que no era el padre
El Supremo considera que cuando el Registro le consideró padre tuvo la obligación de prestar y cumplir con la pensión
ESTHER BAZÁN / CADENA SER 17-01-2008.
El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso presentado por un hombre, que había demostrado no ser el padre biológico de su hijo, para librarse de dos sentencias penales que le condenaron por no pagar al menor la pensión correspondiente.
Francisco Javier fue condenado en julio de 2003 por no haber abonado determinadas prestaciones económicas en favor de su hijo. Como autor del mismo delito fue condenado en una segunda ocasión en octubre de 2005; y casi a finales de 2006, un juzgado de lo civil sentenció que él no era el padre biológico del menor. Se declaró la nulidad de esta filiación y se acordó una rectificación en el Registro Civil.
Con esta novedad, y a su favor, el hombre pidió al Supremo que revisara su caso; pero la Sala de lo Penal lo rechaza. Dice la sentencia que la posterior comprobación de la inexistencia de paternidad biológica no produce efectos en todas las relaciones jurídicas que existían hasta ese momento.
El tribunal explica que el acusado tenía la obligación de prestar y cumplir con el pago de su pensión por su condición de padre; determinado por la inscripción registral e indiscutido en el momento de la comisión de los hechos. El mandato jurídico era claro e ineludible y el hombre tenía perfecta conciencia de lo injusto de su negativa.
La sentencia cuenta con el voto particular de 1 de los 3 magistrados de la Sala. Este magistrado cree que el resultado de la prueba de paternidad determina que no tenía fundamento alguno la obligación de pagar y que se tenían que haber anulado las dos sentencias.

http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/condenan-hombre-pagar-pension-hijo/csrcsrpor/20080117csrcsrsoc_2/Tes

Produce un vértigo mareante que después de 30 años de democracia, esta sea la Administración de Justicia que tenemos. Y eso no es lo peor. Lo peor es que este es uno sólo (y no el más sangrante) de miles de ejemplos de lo que viene sucediendo año tras año, como si nada. Esta es una de nuestras más vergonzosas y urgentes asignaturas pendientes junto con la más amplia, necesaria y siempre aplazada reforma de la Administración en general para transformar (salvo honrosas excepciones ya autotransformadas), de una vez por todas, a nuestros "queridos y simpáticos" funcionarios en profesionales eficientes y respetuosos de la Ley al servicio de los ciudadanos y no al revés.
En fin, quizás alguna vez suene la flauta, no desesperemos.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Dinosaurio -

Hannah, Oana, Sak, ¿qué tal lleváis la cuesta de enero?
Espero que lo mejor posible. Besos.

Sakkarah -

Lo peor es...lo desprotegidos que estamos con una justicia así...

Un beso, muy grande.

Hannah -

...había querido decir cusalidad"
aunque en este caso en concreto, que no en otros, no se dice nada del porqué en el registro civil constaba como padre aunque no fuera el padre biológico... No es que me pronuncie, sólo digo que faltan datos.
Un abrazo
Hannah
Un abrazo
Hannah

olvidare el ayer... -

bueno mi querido amigo Dino,justici absoluta no creo que hay,porque todo depende de las circunstancias,pero claro a veces se pasa de la ralla;en fin como dices tu,algún día resonará la flauta.
un beso y un abrazo con cariño.

Hannah -

Poner "las cosas" -llámense justicia o de otra forma- al servicio del ser humano y no al revés, es una aspiración muy longeva, tan longeva que ya los evangelistas la ponían en boca de Cristo cuando decía "No está hecho el hombre para el sábado sino al revés..." y aquí estamos dos mil años después, a vueltas con lo mismo... Pero que no decaiga nuestra esperanza ni nuestra lucha, y tal vez algún día, en lugar de "sonar la flauta" por casualidad, logremos invertirlo por cusalidad.
Un abrazo entrañable.
Hannah
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres