Blogia
La cueva del dinosaurio

Domingo de ramos.

Domingo de ramos.

http://www.iglesia.org/articulos/domingo_ramos.php


No tengo nada contra los católicos (no así contra su jerarquía, una de las más nefastas y anticristianas de la Historia de este Planeta). Es más, soy consciente de ser culturalmente católico y respeto profundamente sus creencias, costumbres, incluso comparto sus contradictorias supersticiones. Y, muchas veces, he visto (con abierta vergüenza ajena) que muestro más decoro y seriedad en sus actos que muchos de sus fieles y feligreses que ríen y fuman y vocean y no se están quietos en procesiones y ritos eclesiásticos varios.
Por tanto, nada más lejos de mi ánimo reírme de nada de lo que consideran (aunque sea folclóricamente) sagrado. Pero no puedo sustraerme a la tentación (que no voy a confesar ante ningún "ministro" católico a sueldo del Estado y, por tanto, también mío) de contaros la anécdota de una de las muchas meteduras de pata de los sagrados evangelios, esta vez el de san Mateo, con motivo del tema de hoy: el domingo de ramos, la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén a lomos de un borriquillo.
Repito, mi agnosticismo es más respetuoso para todas las religiones que el fanatismo o la laxitud irreverente de muchos creyentes, por eso que no se vea en esta anécdota detectada por Isaac Asimov (uno de mis sabios laicos favoritos) otra cosa que la interpretación de la Biblia en su aspecto más humano.
Dice Asimov sobre ello en su obra Guía de la Biblia. Nuevo Testamento (pg.175 o.c.):

 

<<Sin embargo, la montura no sería real [aludiendo al rey Salomón], pues una profecía importante del Mesías dice que está destinado a entrar en Jerusalén en una forma humilde, montado en un asno.


Zacarías 9.9: "Alégrate sobremanera, hija de Sión ... He aquí que viene a tí tu Rey ... montado en un asno, en un pollino, hijo de asna".


Con el fin de cumplir la profecía, Jesús envía a dos discípulos a buscarle un borriquillo para hacer su entrada montado en él. Así se hace y, en todos los evangelios menos en el de Mateo, se describe la entrada sobre el asno en Jerusalén.
En su deseo por citar el pasaje de Zacarías (que no se menciona en los demás evangelios), y para demostrar su perfecto cumplimiento, a Mateo se le escapa el aspecto del paralelismo de la poesía hebrea. La frase "montado en un asno, en un pollino, hijo de asna" describe la misma acción en dos expresiones ligeramente diferentes.
En cambio, Mateo supone que se trata de dos animales distintos y hace que los discípulos lleven dos: una borrica y su pollino.


Mateo 21.7: " ... y trajeron [los discípulos] la borrica y el pollino, y pusieron sobre ellos los mantos, y encima de ellos montó Jesús".


Lo que nos ofrece una imagen bastante extraña de Jesús al montar dos animales al mismo tiempo.>>

Moraleja: ¡Hay que ver la que se lía cuando se intenta ser más "papista que el Papa"!

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

skyzo -

No creo en ninguna religión. Todos los libros están escritos por la mano de una persona y... ya sabemos lo que podemos hacer con esa mano.
Cada vez que indago o descubro la verdad de muchos aspectos en este planeta de humanos, me decepciono. Por supuesto, con todo el respeto.

Dinosaurio -

Coincido con vosotras. Los fanatismos religiosos son de los peores y, como sabéis, en su nombre se han cometido las mayores barbaridades a pesar del "no matarás" y otros espejismos parecidos.
Abrazos.

Respirando -

Pobre hombre!! A ver si la pasión empezó antes de lo que creemos... (No es mi intención tampoco ofender a nadie, si no hacer una broma)

Beso, Dinosaurio.

Sakkarah -

Es que la Biblia no se puede interpretar al pie de la letra, hay que estudiarla, y muy pocos cristianos lo hacen.

No hay que estudiarla como los testigos de jehova, para recitarla de carrerilla los pasajes que les interesan, no. Simplemente de las dudas y del estudio, intentar sacar alguna verdad.

Un beso.

jazmin -

Dino, como tú respeto a los creyentes. No obstante soy atea y te diré el por qué.
Fui educada en un colegio de monjas y lo pasé tan mal y me impusieron tanta misa, rezos, confesiones y todo esa parafernalia que tienen montado, que no creo en nada.
Soy atea y las religiones para mi, son un atraso.
No deseo que se molesten los que creen, no es mi deseo. Cada cual cree en lo que le parece, desde luego yo no creo ni en la iglesia ni en ninguna otra religión.
Pienso que el dios lo llevamos todos dentro. sabemos distinguir el bien del mal y eso es lo que cuenta para mi. Y las doctrinas que manipulan para su propio beneficio no tienen credibilidad.
Sólo es mi punto de vista.
Si siguieras leyendo la biblia verías cuanta contradicción hay.

Un abrazo, Dino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres