Blogia
La cueva del dinosaurio

Mudanzas.

Mudanzas.

http://www.librodeoro.eu/index.php?main_page=index&manufacturers_id=95

Casi todo dura justo
lo que tiene que durar.
Ni más,
ni menos,
justo
lo que dura,
lo que tiene que durar.
Con la intangible tibieza,
temblorosa e inútil,
de una lágrima
apenas iniciada
que no sirve de nada,
que no sirve
para todo,
como, absurdamente,
pretendemos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Gea -

El poema es muy bello, a pesar de ese tono triste en el que se recrea, quizá en la asunción de algo que ha llegado a su fin irremediablemente.

Bajo esa percepción nada sirve, ni siquiera el llanto. Esa sensación de que todo tiene un tiempo de caducidad, de que dura "sólo lo que tiene que durar", puede parecernos desoladora.

Después, con el distancimiento, nos damos cuenta de que quizá las lágrimas derramadas sí que cumplieron su función. Porque las lágrimas que discurren por fuera limpian por dentro. Aunque nos demos cuenta bastante tiempo después de ser haber sido derramadas.

Un abrazo.
Gea.

Dinosaurio -

Gracias Trini. Gracias Sak por animarme. No os preocupéis, se me pasará. Ya se me va pasando, Sak. También es que soy un exagerado, melodramático y algo histriónico. Por eso no me hagáis mucho caso. Ya os iré contando.
Besos.

Sakkarah -

Si, si valen las lágrimas, no arreglan nada, pero aflojan la tensión, tranquilizan.

Lo peor es cuando se acaban...

¡Qué poco dura lo bello! Pero todo llega a nosostros.

A pesar del dolor de lo que dejamos atrás, vendrásn alegrías nuevas.

Un beso, me da pena verte tan triste...

Muchos besos más.

Trini -

Soy de la opinión de que, las lágrimas, no valen absolutamente para nada. Al menos a mí jamás me han valido, acaso por eso las uso poco...
Estoy de acuerdo contigo en que todo dura lo que tiene que durar, ni un minuto más.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres