Blogia
La cueva del dinosaurio

Ahora que ya 'eras tan bueno'.

Ahora que ya 'eras tan bueno'.

Ahora que acabas de cruzar la puerta
que te convierte en lo bueno que fuiste
y que eso no te libra de los malditos elogios
que te persiguen por el pasillo a ninguna parte
y que tampoco te dejamos tranquilo, como querías.
Ahora, querido Fernando, te digo adios maestro
en silencio ...
quitándome (respetuosamente) el sombrero.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Hannah -

Aquí va mi adiós sin estruendo, en silencio, con cariño y con respeto, cómo a él le gustaba... Y en las artes, las letras y en el alma de quienes le apreciaban se queda esa huella indeleble que ´çel supo dejar, a la vez que esa oquedad que dejan los seres queridos cuando se marchan y que ya no puede ser rellenada.
Un abrazo, Dinosaurio.
Hannah

Homero -

Como hombre de cultura; merece todo el respeto: en vida y ahora póstumo. Un abrazo. H.

Dinosaurio -

Lee, Trini, Sak. Por encima de anécdotas, era un auténtico genio, a pesar de la hipocresía habitual sobre la bondad de quienes se van.
Abrazos.

Sakkarah -

Me gustaba...

Yo también le digo adiós respetuosamente.

Un beso, Dino.

Trini -

Descanse en paz...
Nos queda su obra, esa es la ventaja de los artistas, que siempre permanecen.
Un abrazo

LeeTamargo -

...Encarnaste la cultura hasta hacerla real y convertirte en ella; fue tu mejor papel, sin duda: ¡Gracias, Fernando, hasta siempre!
LeeTamargo.-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres