Blogia
La cueva del dinosaurio

El gorila. George Brassens, 1.952.

El gorila. George Brassens, 1.952.

Oír en: http://www.goear.com/listen.php?v=6c74bf6
http://www.trackinggirona.com/caratules2006.htm

Allá por los míticos años setenta (a cuyas tan malas representaciones estamos asistiendo, de momento), oí una versión de "El gorila" de Brassens que, como tantas veces me pasa (¿por qué será?, ¿me estoy haciendo viejo?), no recuerdo de quién es. Su letra es la que os ofrezco más abajo, aunque veréis que la versión para escuchar de GoEar es otra, es la de Javier Krahe, Pablo Carbonell y Joaquín Sabina. Me parece interesante contrastar ambas.
Ah, ni que decir tiene que hay que situar la irónica misoginia del anarquista Brassens en su contexto espacio-tempo-cultural, para que veamos lo que influyen (mucho más de lo que nos creemos) los usos y costumbres que todo lo impregnan en cada momento. Pero dicho queda.

Tras los barrotes puestos en fila,
todas las hembras del lugar
contemplaban un gran gorila
sin prejuicio del qué diran.
Estas impúdicas comadres,
yo sólo cuento lo que ví,
miraban algo que mi madre
me prohibe decir aquí.
¡Ojo al gorila!
Cuando, de pronto, aquella jaula
donde estaba el bello animal
se abrió, no sé por qué, supongo
que la habrían cerrado mal.
El cuadrumano al verse libre
dijo: "Hoy la pierdo de verdad",
lo explicaré si no está claro:
pensaba en su virginidad.
¡Ojo al gorila!
El propietario de la fiera
al ver lo ocurrido exclamó:
"Es raro, porque mi gorila
nunca con monas se acostó".
Cuando el rumor de que era virgen
se corrió entre la población
corrieron todas, como locas,
desperdiciando la ocasión.
¡Ojo al gorila!
Incluso huían las que antes
deseaban irse con él,
mostrando así la inconsecuencia
tan habitual en la mujer.
Su celo era injustificado
pues el gorila al cortejar
es superior a muchos hombres,
más de una lo puede probar.
¡Ojo al gorila!
Todo el mundo se precipita
y huye del celo del animal
excepto una viejecita
y un juez de lo criminal.
Al ver que nadie le hace caso
como si fuera un apestado
el mono se fue tras los pasos
de la vieja y del magistrado.
¡Ojo al gorila!
"Bah -pensaba la viejecita -
que aún se me pueda desear
es una cosa bien inaudita
imposible de imaginar".
"Oh -decía el magistrado -
creer que soy una mona yo,
es completamente imposible".
A continuación vio que no.
¡Ojo al gorila!
Imaginad que un día de estos
entre una vieja y un juez os
obligaran a violar a uno
cual cogeríais de los dos.
Si por azar un día cualquiera
me pasara una cosa así
estad seguro que a la vieja
es la que habría de elegir.
¡Ojo al gorila!
Mas aunque el gorila sea muy ducho
en los asuntos del amor,
se sabe que en cuestión de gustos
siempre ha sido de lo peor.
Por eso no escogió a la vieja,
como sería natural,
y cogiendo al juez de una oreja
se fue con él a un matorral.
¡Ojo al gorila!
Lo que siguió fue delicioso,
es una lástima que a mí
no se me permita contarlo,
os hubiera hecho reir.
El juez gritaba y pataleaba,
a la hora de la verdad,
igual que el reo que a garrote
acababa de condenar.
¡Ojo al gorila!

Imagen idea de Sakkarah

http://www.esnips.com/doc/1578848f-8bd5-465c-a0ec-3b8708d4a5f9/gorila

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Dinosaurio -

Sak, Trini, Furgo, Homero, Hannah, me alegra que os haya gustado.
Sak, nobleza obliga (iba a decir "baturra", como la película).
Abrazos.

Sakkarah -

No tenías que haber puesto eso...Es tuya, Dino.

Un beso.

Hannah -

No sé si porque los años 70 me los pasé casi todos en África o por qué sería, pero no conocía esta canción de Brassens y menos la versión de Krahe y Sabina. A ver si la encuentro musicada y cantada.
Un abrazo
Hannah

Homero -

Ojo al gorila que a lo mejor lo hizo buscando justicia. Un abrazo Dino. H.

Dinosaurio -

Sak: Muy bueno. ¡Ja, ja, ja, ja! Lo voy a poner de colofón.
Trini: Ese es el trasfondo. Un beso cariñoso.
Furgo: Pareces un catedrático, tron. Ni yo lo hubiera dicho mejor ;)
Abrazos.

Furgo -

Hombre, han pasado muchos años y las cosas son distintas ahora. Toda creación debe contextualizarse para ser bien entendida.
Fijémonos que en el humor, -un campo que me apasiona- a medida que han ido pasando los años, se han ido suprimiendo paulatinamente temas o cosas sobre las que poder hacer parodia.
Ni lo apruebo ni lo critico: son los tiempos y punto. Pero de seguir esa dinámica quizás dentro de 15 o 20 años ya no quedará nada sobre lo que ironizar.
Yo creo que hemos de ser finos distinguiendo en cada chiste o parodia, si trata de salud, sexo, religión, raza, etc, en si tal o cual chiste, tal o cual parodia, está del lado de la víctima o del verdugo. Esa es la distinción que yo establezco a la hora de juzgar un chascarrillo o un gag. Nunca la temática sino el mensaje.

Un abrazorro, Dino.

Trini -

Y el gorila vengó a todos los condenados...

Muy divertida la canción Javier.

Un fuerte a brazo y gracias por tus palabras.

Sakkarah -

¿Tú crees que se podría decir eso de: Donde las dan las toman, y callar es bueno? Jajaja.

Un beso, mira lo que te dejo.

http://www.esnips.com/doc/1578848f-8bd5-465c-a0ec-3b8708d4a5f9/gorila
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres