Blogia
La cueva del dinosaurio

Gracias.

Gracias.

Queremos daros las gracias a todos los que nos habéis mostrado vuestro afecto y vuestra comprensión por la muerte de nuestro gato Leo. Gracias, de verdad.


Estamos tratando de normalizar la vida diaria, pero su padre, Mimos, sin darse cuenta, nos lo está haciendo más difícil pues, en su desconsuelo, cada vez que entramos en casa (y a todas horas) nos pregunta, en su idioma, por “Eo”, porque sigue creyendo que le hemos llevado a algún sitio del que, tarde o temprano, va a volver. No para de llorar, apenas come y nos estamos volcando en calmarle.
Yo había oído hablar de estos comportamientos en los animales de compañía y veía todos los días su inteligencia, pero no los había vivido de forma tan inequívoca hasta ahora en estas circunstancias.


Confiamos en que Leo descanse en paz, porque era un animal más humano que muchos engendros, como, por ejemplo, el monstruo inhumano y sanguinario asesino chileno que murió el mismo día que él, el cabo chusquero del 20-N y tantos y tantos otros salvajes, indignos del título de persona.


Tenemos que conseguir que, algún día, todos los seres vivos sean respetados.

 

Un fuerte abrazo a todos.

 

Javier Auserd.

(Imagen: Portada del libro “Los derechos de los animales”. Autor: Diego Gracia. Ed. Juan Ramón Lacadena).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Dinosaurio -

Os reitero las gracias a todas por vuestra visita y por vuestras palabras.
Además, Mimos ya va comiendo un poco mejor.
Abrazos fuertes.

Zuriñe -

Siento lo de tu gato. La verdad que nos llega a apenar tanto, y es tan grande el hueco que dejan, que no se concibe la vida sin animales. Son los que nos humanizan, porque los hombres no parece...

Hannah -

No sé quien lo dijo, pero alguien lo hizo, aquello de "Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mí perro" que traducido a un lenguaje no sexista, y con algún que otro arreglo mío vendría a ser: "cuanto más conozco a algunas personas, más quiero a otras especies" (qué dificil es esto del lenguaje no sexista y que perorata para decirte, Dinosaurio, que tienes más razón que un santo). Así que no escatiméis mimos en Mimos y en vosotros mismos, que todos los necesitáis para superar ese hueco irrellenable dejado por Leo. Mi cariño, y un abrazo a todos los animales de tu casa, especies humanas incluídas ;-)
Hannah

l'agüela -

A raíz de la muerte de don Diego, mi viejo gatazo tranquilo y mimosón, Conde decidió que ya no era el más chulo de la casa, el broncas, y no se despega de mí en todo el día, y cuando vuelvo de comprar escucho desde la esquina sus maullidos lastimeros, llamándome. Y el arisco don Pío, peor aún, sin comer hasta que se ha puesto a las puertas de la muerte. Tan enfermo que ha dejado de lado su mala uva y está todo el día sentado en mi halda. Se ha quedado flaco, flaco. Pero dice el veterinario que no tiene nada orgánico, que seguramente es porque echa de menos a don Diego.
La receta es cariño, caricias y cambiarle las veces que sea el menú para que coma algo. Ahora parece ser que son las tarrinas de Whiskas las que le apetecen...
Cada vez que oigo hablar de que los gatos son así, los perros asá, me pregunto por qué al cabo de toda una vida entre bichos nunca he encontrado a uno que sea igual a otro, cada uno con su personalidad y sus manías.
En este mismo momento tengo a los dos sentados en mis rodillas. No veas lo difícil que es llegar a escribir así.
Un abrazo fuerte para toda la familia, Mimos incluido .

Trini -

Pues ahora has de volcar todos tus mimos en Mimos que es quien los necesita.
En efecto, los animales son mejores que muchos "humanos"

Un abrazo muy fuerte
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres