Blogia
La cueva del dinosaurio

El 'valiente' ejército israelí sigue matando niños.

No he puesto fotos. El simple titular me parece lo suficientemente terrorífico como para no necesitar imágenes y apenas añade horror al concepto mismo de lo que está ocurriendo. El ejército israelí es un ejecutor genocida y, quiero pensar que, drogado para poder soportar psicológicamente lo que hace. El gobierno israelí es un Satanás cínico también anestesiado con alguna sustancia de las que niega a los hospitales palestinos para poder dar las ordenes que da. La mayoría de la población israelí, convenientemente manipulada, está de acuerdo con la masacre. Unos pocos israelíes conscientes y justos siguen, con gran peligro de sus vidas, pidiendo la paz.
Pero los que mueren son los niños.
No me quedan más palabras para describir y condenar el dolor y el horror que significa la muerte de los niños. Me gustaría, ingenuamente, ser alguien con superpoderes para evitar todas las muertes, especialmente las de los niños.
Pero, en la impotencia colectiva ante un monstruo que asesina sonriente con una cobardía demencial y corrupta, la única bobada que se me ocurre es desearles que ni siquiera su Dios les perdone.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Dinosaurio -

Amorestvitae, Sak, hola. Coincido con vosotros, no hay nada que justifique esta matanza de niños ni ninguna matanza, nada.
Abrazos.

Sakkarah -

No entiendo ninguna guerra, ni ningún acto terrorista; pero mucho menos que sean tan valientes de atacar a niños.

¿Puede el odio hacer llegar a tanto?

Un beso.

osquieroatodos -

Estimado Javier: El problema del sionismo personalizado en este ataque genocida al corazón de un pueblo palestino que estaba ahí durante 20 siglos y que de repente y por la presión del dinero y el lobby judío, se ve arrancado de su tierra y enclaustrado en un gran campo de concentración al estilo nazi, es que esos prepotentes sionistas se creen, igual que sus antecesores los fariseos por encima del bien y del mal como depositarios de la Torá.

Y así nos va. Estamos en manos de unos genocidas que condenaron el holocausto cuando ellos lo inflingen en el pueblo palestino.

!Qué pena!

Me quedo con los varios miles de judíos que están en contra de la genocida forma de hacer política de los extremistas hebreos. Me quedo con Isaac Rabin muerto por un ortodoxo.

Descansen en paz los cientos de mujeres y niños muertos estos últimos días y a sus asesinos, les compadezco. En sus pesadillas aparecerán esos rostros infantiles con la mirada perdida, preguntando:

¿Por qué?

Un abrazo Javier.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres