Blogia
La cueva del dinosaurio

Cuidado con la inteligencia.

Cuidado con la inteligencia.

http://es.geocities.com/a00marihuanaton/


La idea que solemos tener los seres humanos (y especialmente los españoles) de la inteligencia es demoledora y subrealista. Si de alguien se dice que es inteligente que Dios le ampare, a no ser que esté lo suficientemente encumbrado y consolidado, tan por encima del bien y del mal y de la media, que los dardos y las puñaladas no le alcancen. De lo contrario, que se eche a temblar, porque le estarán poniendo constantemente a prueba. Pruebas que van desde cómo desatascar un fregadero a resolver en dos segundos la raíz cúbica del logaritmo neperiano de pi, pasando por el infalible conocimiento de todos los detalles, epígrafes y los aspectos más peregrinos y recónditos sobre ciencias jurídicas, astronomía, ingeniería electrónica, informática, hidráulica, canales y puertos, literatura, economía, medicina, fútbol, fontanería, construcción, bricolage y un largo, interminable y agotador etcétera...
Le amargarán la vida intentando que arregle el cuadro eléctrico de la comunidad de vecinos, a ver si de paso le da una descarga (¡qué graciosos somos siempre los vecinos respecto a los demás!), o que ajuste el mecanismo de cierre automático de la puerta del portal. Le arruinarán la existencia pretendiendo que solucione todas las chorradas burocráticas, laborales y económicas familiares, vecinales, locales, regionales y universales habidas y por haber y, por último, le dejarán echo un guiñapo en cuanto falle la más mínima y se descubra que, después de todo, no tiene una barita mágica, de modo que, al fin y al cabo, no es más listo que mi Christian Alfredo.
Yo, por eso, trato de librarme como sea de las nefastas y terribles etiquetas de inteligente, listo, hábil, astuto, zorro, lince, manitas, experto en algo ... y huyo de ellas como de la peste. Soy un ceporro, un burro, un lerdo, un asno, un negado, un inútil, un pedazo de carne con ojos y, si hace falta, un gilipollas.
De verdad os lo digo, por lo que más queráis, no demostréis jamás que sois inteligentes y lo mejor es que, como yo, no lo seáis o estaréis perdidos.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

primera vez visitante... -

Hola estaba paseando por google en busqueda de el dinosaurio más inteligente( q ironía xD) y me encuentro con este blog.Tengo ganas de expresar mi opinión. Estoy en desacuerdo con el trato q mencionas a la inteligencia y creo q la solución no es ser tarupido ,ni fingir serlo, sino saber mandar a la gente a la puta! MiErDa. Me despido , saludos , q esten bien y manden a la puta! MiErDa a "esa gente" .

Dinosaurio -

Sak, Furgo, Trini, Hannah, Oana, sois amigos, buenos ciudadanos y justo, justo de esas personas que tanta falta hacen en España y en el mundo porque no desprecian ni atacan a la inteligencia ajena ni propia, sino que la aprecian y la cultivan.
Da gusto "hablaros" y "hablar con vosotros".
Si podéis, cambiad sólo a mejor.
Abrazos muy grandes.

olvidare el ayer... -

"de poeta,musico y loco,todos tenemos un poco",y yo añadiria,que de poeta,musico,loco y de gilipollas todos tenemos un poco.
yo sinceramente soy muy torpe,y ademas hace días cometi una torpeza y no me siento muy inteligente,osea,que en general no soy muy inteligente,y lo digo sin falsa modestia;
suele pasar que la gente confunde la inteligencia con la sabiduria;la inteligencia es un don,mientras la sabiduria es la capacidad que tiene uno de discernir entre el bien y el mal,la capacidad de saber tomar la decisión corecta;y ultimamente parece que no soy sabia,y tampoco inteligente;algún día aprendere,mientras entonces uno se siente incomodo en su propia piel.
te dejo besitos en la mejilla querido amigo.

Hannah -

Hay muy pocas personas que comprendan que "la inteligencia" no es una variable independiente de la personalidad, y por tanto es únicamente una herramienta más de la que se dispone para responder adaptativamente al medio. Ello implica que la respuesta, y el uso de la herramienta en esa respuesta, vendrán determinadas por muchos factores, tales como "ideología", "intereses", "ambiciones", "voluntad", etc. etc.
Por ello podemos encontrar personas cuya inteligencia fue increiblemente alta -por ejemplo Goebbels y Mangele entre otros muchos más- mientras que las respuestas que dieron fueron crímenes de lesa humanidad...
Otra cosa que se confunde a menudo es "Inteligencia" con "destrezas", suponiendo que el mero hecho de tener una inteligencia elevada otorga por generación espontanea y sin previo aprendizaje todo tipo de habilidades, conocimientos y destrezas... Bueno, menuda perorata me ha salido. Total para decir que yo me apunto a ser tan "burra" -con perdón de los burros, que son unos animalitos adorables- como tú. ;-)
Un abrazo enorme, querido Dinosaurio.

Trini -

Ay, Javier, que inteligente eres hijo :):):)
A veces se puede ser inteligente fingiéndose burro. Una vez, en un trabajo, un señor mayor me aconsejó, al ver mi afán de aprender, que contra más cosas supiera hacer, más me iban a exigir... Y fue cierto jajajaja, toma, por lerda.
Besos

Dinosaurio -

¡No, no, no no, Sak, no me digas eso! Soy un burro y quiero seguir siéndolo. Sobre todo en un país que odia la inteligencia y a los inteligentes. No me notes así, por favor. Y tú tampoco lo seas.
¡Ay, Furgo! Aunque los "manitas" os libráis un poco de la maldición, no os libráis, sin embargo, de los "sablazos recomponedores" y os perseguirán suegras, cuñados y vecinos con el consabido: "¿Me arreglas esto?, ¿me arreglas lo otro?". Lo único positivo del tema es que no os tendrán por "intelectuales", sino a lo sumo por "manitas ilustrados", lo que, bien llevado, no es tan catastrófico, aunque también fastidia a veces lo suyo. Paciencia, estimado Furgo. Pero si puedes pasar por un cebollo (como yo) entre quien no te conozca, mucho mejor.
Suerte a ambos y a disimular se ha dicho.

Furgo -

Pues esas habilidades o inteligencias deben andar por regiones independientes dentro del cerebro, porque lo más normal es que uno sea un lince en unas materias y un completo incompetente en otras.
Yo para el chapucerismo ilustrado por ejemplo, soy bastante bueno, pero en cambio para la informática o las direcciones, carreteras, etc soy un incapaz absoluto. Vamos, que me pierdo hasta en mi pueblo. Si un forastero me pregunta por una calle, con mis indicaciones fijo que acaba hasta fuera de la provincia.
Es muy raro esto del coco.
Un saludazo.

Sakkarah -

Pues yo soy lo más torpe que ha parido madre. ¡Menos mal...!

Un beso, te noto inteligente...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres