Blogia
La cueva del dinosaurio

Insultos rabiosos.

Insultos rabiosos.

http://www.diariocritico.com/2007/Agosto/nacional/32669/kale-borroka-pais-vasco.html


Vaya por delante que no me caen bien las últimas actitudes de Rosa Díez ni de Fernando Savater, ni de Basta Ya, ni del Foro de Ermua, ni la represión fascista, ni la cerrazón derechista, etc., etc. Pero, dicho esto, tengo que reconocer que debe ser insoportable soportar el día a día de Euskadi con asesinatos, atentados, kale borroka, pero también con insultos y provocaciones de la llamada izquierda abertxale a todo aquel que no piense o se comporte como ellos quieren imponer por la fuerza.
Ese totalitarismo intransigente y xenófobo que emplea una nacionalidad (en este caso la española) como un insulto, no me gusta y lo rechazo de plano. Ante eso no hay argumentos, ni supuestos agravios de cuando la guerra (en la que se rindieron enseguida, por cierto), ni ideologías supuestamente izquierdistas que valgan, ni hostias en vinagre. A mí, el nacionalcatolicismo proetarra que insulta a cualquiera llamándole "español", me parece una aberración de reacciones chifladas enloquecidas y rabiosas. ¿Por qué no insultan llamándoles ingleses a sus paleta y bobaliconamente admirados súbditos británicos (por ejemplo), que les declararían el estado de sitio y les invadirían militarmente, por cierto?
Yo soy español. Me siento español. Estoy orgulloso de ser español, de izquierdas. Y no se me ocurre insultar a nadie llamándole "vasco" o "italiano" o "suizo", "japonés", "haitiano", "negro" o "gitano" (entre más de 5.000 ejemplos nacionales y étnicos más). Es que no se me ocurre. Pero a algunas personas en Euskadi, sí, porque lo he oído hace tiempo y también hoy, bien clarito, en la "españolista" Cadena SER.
No sé si esos gritos trogloditas y venenosos son compartidos por la inmensa mayoría del pueblo vasco o no. Sólo sé que a mí me han ofendido como ser humano, como europeo, como español, como ciudadano de izquierdas y siento vergüenza ajena. Y estoy seguro de que esos racistas sin razón, sin corazón, sin educación y sin ideología están incapacitados para dirigir a ninguna sociedad ni a ningún pueblo, sanos y libres, siempre, per secula seculorum.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sakkarah -

Totalmente de acuerdo contigo.

Un beso.

Furgo -

Hay gentes -todos lo sabemos y vemos- que no tienen cerebro, pobrecillos, o bien lo llevan de una talla tan infantil que les va dando tumbos y coscorrones por el interior del cráneo como el badajo de una campana; y hay otras gentes que ni siquiera lo tienen.
Y quien anda vacío de contenido en el maletero de su cabeza, ha de llenarlo con lo que sea para "dar sentido" a su estúpida existencia.
En este mundo hay muchas cabezas llenas de mierda, pero siempre, siempre, siempre, los propietarios dicen que son "ideas".
Poe eso la gente con un mínimo de salud mental hemos de estar muy atentos a que nunca una bandera o un símbolo nos nuble las gafas, porque si no, podríamos acabar como ellos.
Un saludazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres