Blogia
La cueva del dinosaurio

El reino de los ñapas.

El reino de los ñapas.

http://www.gruyser.com/maquinaria11.htm


Hasta hace poco pensaba, desencantado, después de haber sido un obrerista furibundo, que el capitalismo había hecho la revolución proletaria, a su manera, pero estaba equivocado.
No sé en otros países, pero en Spainwasdifferent lo que ha hecho el capitalismo es la revolución ñapista, que es todo lo contrario. Ha introducido una clase social sin conciencia de clase, sin respeto cívico de ningún tipo, ha manipulado el mercado para que puedan chapucear sin ley, sin horario y sin vergüenza profesional a unos precios astronómicos y fraudulentos y la ha insertado en la sociedad con unos resultados escalofriantes: una cadena interminable de subcontrataciones que atropellan al ciudadano y, de paso, provocan "accidentes" bochornosos al extremo más desfavorecido produciendo la mayor contradicción de la historia de la superexplotación humana: los satisfechos explotados explotadores autónomos.
Por otro lado, no he visto nada más despiadado e insensible que un "técnico cualificado" (lo que antes eran los dignos albañiles de toda la vida) con la misión de destrozar los tímpanos y los nervios de los vecinos, al mando de un martillo percutor y cagándose en todo lo divino y lo humano (para que nadie ose increparles) bajo la atenta y aprobadora mirada de sus compañeros- jefes- socios- contratistas- constructores- ingenieros de la ingeniería moderna y de las obras a las deshoras- que- nos- sale- de- los- ...
Y que no se te ocurra quejarte ni mirarles mal siquiera, porque cuentan con la amable protección de las más altas instancias locales, provinciales, autonómicas y estatales, gobierne- quien- gobierne, que imaginarte puedas. Esa es la clave de esta gran revolución ñapista anticiudadana a la que no podemos ni aludir y que en Italia llaman "Cosa Nostra".
Y, ¡claro!, ¿cómo no van a estar envalentonados los pobrecillos? ¡cualquiera no, si sus padrinos les amparan y su vocabulario y su actitud macarra les ensalza! ¡Son los reyes del mambo, de la calle y de la marimorena! Los actuales intocables. Y quien diga lo contrario ... ya sabe a lo que se expone.
De lo que se deduce que el capitalismo es el estado natural del hombre ... de las cavernas ... y del espacio exterior.
¡Pobre filósofo Karl Marx! Como profeta no dió ni una, pero a él le han leído muy bien los ultraliberales ... para hundirle.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Dinosaurio -

Donde digo "hecho de menos", quiero decir "echo de menos", porque, además, no me gusta "hacer de menos" a nadie.
Besos.

Dinosaurio -

Hola Sak, Trini, Furgo, ¿qué tal estáis llevando el verano?
Querida Trini: No es mi intención denostar a nadie ni a ninguna profesión ni a ningún profesional, todo lo contrario, pero si he dado esa impresión, te pido disculpas. Precisamente hecho de menos la profesionalidad y la dignidad de los albañiles de toda la vida. Lo que pasa es que ahora, algunos (como en todas las partes que cuecen habas), ya no son albañiles, sino "constructores" (como el Pocero y muchos otros) y van a lo que van y contratan a lo bestia y nadie les dice nada ni les para los pies. Eso redunda en la mala fama de los profesionales del sector, pero ya te digo que les pasa también a los abogados, médicos, ingenieros, funcionarios, etc., etc.
Te reitero mis disculpas y un beso muy grande.

Furgo -

Bueno, como caso común, te diré que en mi pequeña ciudad levantaron la plaza mayor para remodelarla por completo y hacer un aparcamiento subterráneo.
Los currantes se han tirado dos años dando la murga desde antes de las siete de la mañana y hasta casi las doce de la noche.
Nuestro alcalde y munícipe ilustre quería acabar deprisa y corriendo el placicidio y no dudaba en pasar por encima del bienestar de sus propios ciudadanos. ¿A quién quejarse pues.?

Buen artículo, compañero.
Saludazo.

Trini -

Javier, el anónimo anterior soy yo, Trini. En qué estaría yo pensando. Un abrazo y perdona el error.

Anónimo -

Bueno Javier, imagino que entre los ñapista habrá de todo, como en todo. Sólo te diré que mi marido es un albañil que hace ñapas, o chapuces como las llamamos aquí, eso sí, asegurado y pagando sus impuestos, como todo hombre de bien. Y también te diré que ni dice palabrotas ni echa piropos a las señoras, cosa de la que se acusa a los albañiles, vamos, que no me los echa ni a mi y eso que valgo un potosí:):):):)

Por otro lado, te diré que he tenido dos malas experiencias con grandes empresas, como roboTelefónica y estafaEndesa y estas si que hacen una ñapas dañinas, sobre todo al bolsillo y a la confianza.
No obstante estoy de acuerdo en parte con lo que dices, ya que yo tampoco me salvo de los "profesionales" abusadores.

Un abrazo

Sakkarah -

Pues la verdad es que ese reino está plagado de gente, no hay un rincón que no esté sembrado de ellos.

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres