Blogia
La cueva del dinosaurio

Calma chicha.

Calma chicha.

www.ehu.es/badosa/pasion3/pasiones3.html

Me tengo que calmar y, sin embargo,
el cuerpo pide que estalle en mil pedazos,
que llene todo el cosmos de zarpazos
y de rienda suelta a un negro hartazgo.

Me debo contener, ya me hago cargo
de que el autocontrol tiene sus plazos,
aunque me vaya sin duelo y sin abrazos;
espero que no sea un viaje amargo.

No queda más remedio, en este encargo,
que dejar la mente limpia de arañazos
por si la cuenta viene con recargo.

Pero al final, se desatan tantos lazos,
que te quedas aguantando el tirón largo
nerviosamente cruzado de brazos.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Dinosaurio -

Ya sabes que uno de los muchos dilemas es: "¿merece la pena controlarnos tanto?".
Gracias por el ánimo.

Hannah -

Entiendo el estado de ánimodelpoema,amigo, ¡lo he tenido tantas veces! Pero notecruces de brazos aunque sólosea por aquellode que si se calla el cantor calla la vida, y el canto sigue siendo necesario...

Un abrazo entrañable
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres