Blogia
La cueva del dinosaurio

Se vengarán de mí.

Se vengarán de mí.

Se vengarán de mí
las moscas que maté,
la verdad es que fue
porque me defendí.

Platos yo no rompí,
puertas no derribé,
a nadie más maté,
a nadie más herí.

Debió de ser así,
sin saber bien por qué;
el caso es que sentí

un cierto yo qué sé
al zumbar junto a mí
y no me lo pensé.

Javier Auserd.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Tomas -

Tu poema \"Se vengarán de mí\" es muy ingenioso y bonito. Te felcito.
He escrito un nuevo cuento.

Dinosaurio -

Ah, que no hace falta decir que intenta ser una "coña marinera", claro.

Dinosaurio -

Tienes razón, Gata. De todos modos el supuesto "poemita" es malo como él sólo y la declaración se debe, sin duda, simplemente a que no controlo el arte del soneto.
Gracias por tu diplomático tacto.

Gatopardo -

Esta declaración de inocencia tiene miga.
En los tiempos que corren más vale que aprendamos a decir que somos temibles o nos van a saltar los dientes y nos van a aplastar como a una mosca los que fingen que no han roto un plato en su vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres